Menú Principal
4 de octubre de 2019

Fundación Metas concreta segundo proyecto en Liceo de San Rosendo

San Rosendo, Octubre de 2019; Proyecto “Me divierto y aprendo en el patio del LIAT” se encuentra en su etapa final (95% de avance), proyecto que busca el mejoramiento del espacio de pre-básica del Liceo Isidora Aguirre Tupper de San Rosendo.

Patio de juego del nivel de educación parvularia, que fue reacondicionando para permitir potenciar la integralidad de los estudiantes, generando aprendizajes significativos, fortaleciendo sus relaciones interpersonales, y con ello promover un clima de sana convivencia, es parte de los objetivos de esta iniciativa.

Proyecto que fue llevado adelante por Fundación Metas y contó con la ejecución de la empresa Arquimed, beneficiando a los más pequeños del establecimiento.

El lugar contará con un entorno mejorado y se suma al taller de ciencias implementado durante el año 2018, así lo destacó el alcalde de San Rosendo, Rabindranath Acuña “el patio del primer ciclo cuenta con estas mejoras, de los juegos, muro escalada, un medio patio de caucho y pasto sintético, quedó hermoso el lugar. Es una gestión gracias lo realizado con Fundación Metas, es un trabajo que inició don Sergio Gallardo (ex director DAEM), quien no se encuentra ya trabajando con nosotros, pero que a la distancia le envío un saludo y agradecimiento. Fundación que ha continuado trabajando con nosotros, tras la implementación de un taller de ciencias para el liceo”, ambos proyectos por un total de unos 27 millones de pesos, indicó.

Fundación Metas busca apoyar el desarrollo de escuelas rurales, para dar oportunidades y mejorar la calidad de vida a través de la educación, entrega de becas y con mejoras concretas en su entorno educativo.

En este sentido, Javiera Pizarro, Directora Ejecutiva de Fundación Metas, nos comentó lo que realizan en la región y los proyectos que se han podido concretar en el Liceo Isidora Aguirre Tupper, “nosotros como Fundación desde el año 2015, estamos apoyando escuelas y liceos de la provincia de Biobío, con dos formatos de trabajo. Vimos que hay necesidades que no han sido cubiertas y que en general, son inquietudes y necesidades que surgen de las propias comunidades escolares, pero que no tienen los recursos para poder financiarlos”, inició.

Entornos y comunidades que componen tanto los profesionales, docentes, apoderados y estudiantes de los establecimientos, quienes son ellos los que deciden que proyectos quieren y necesitan, a partir de eso poder ver la ayuda y canalizar los esfuerzos para poder concretarlo.

Es una forma de apadrinar algunos establecimientos, ya que, no se puede realizar postulaciones abiertas por no contar con recursos ni la capacidad para financiar todos los proyectos” agrega.

Asimismo, nos comenta que en el LIAT San Rosendo se viene trabajando desde el 2017, tras reunirse y conocer sus necesidades, pudiendo concretar el 2018 un taller de ciencias. Proyectos que cuentan con la implementación y garantías respectivas para su ejecución.

En este último proyecto, “se vio en el patio la necesidad de poder generar mejores condiciones para los niños de preescolar, antes tenía maicillo, se formaba barro… para ello nos contactamos con Arkimed, una empresa que funciona a nivel nacional que tiene proyectos que fomentan el aprendizaje, acá también hubo un trabajo en el que además se conversó con las educadoras”, actualmente lleva un 95% de ejecución tras poder lograr los fondos en el mes de agosto.

Es la propia fundación quienes buscan los recursos, quienes a su vez hacen parte a las comunidades con un aporte del 10% de estas iniciativas, “la idea hacer proyectos sustentables, que se mantengan bien… y por eso debe existir el compromiso de los beneficiados, para poder mantener e ir renovando los proyectos, que duren muchos años en los establecimientos”.

Finalmente, mencionar que el trabajo se ha extendido en la región, no solo apoyando a establecimiento educacionales de Laja, Yumbel y San Rosendo, sino que, además logrando becas para estudiantes de educación superior, estas últimas con programa de talleres de formación, las que han estado focalizadas en instituciones que imparten estudios en las ciudades de Chillán y Los Ángeles, con ello ir en apoyo de los jóvenes estudiantes de comunas cercanas.