Menú Principal
23 de enero de 2019

Viña Sanroke obtuvo medalla de oro en Catad’or Ancestral Wine Awards 2019

San Rosendo, Enero de 2019; La segunda semana del mes de enero en la comuna de Chillán se realizó la segunda versión de “Catad’or Ancestral Wine” que tiene como objetivo premiar el trabajo de pequeños productores de todo el país, bajo el alero de INDAP.

Tras dos días de degustaciones, se entregaría los nombres de los vinos ganadores, con un jurado compuesto por destacados críticos internacionales, enólogos y sommeliers nacionales, entre los que destaca, el Master of Wine Alistair Cooper, los norteamericanos Alice Feiring (experta en Vinos Naturales) y Jamal Rayyis; y el suizo experto en genotipos de vides José Vouillamoz, y Marcel Miwa, periodista especializado de Brasil, y encabezando el jurado estuvo el sommelier penquista Héctor Riquelme.

Por primera vez se participó la región del Biobío separada de la nueva región de Ñuble, esta última obtuvo el mayor número de galardones recordando que llevan años en un trabajo colaborativo.

Catador Ancestral Wine Awards 2019, en esta segunda versión es una instancia que premia el trabajo de pequeños productores, destacando este año Viña Mora Reyes en Guarilihue (Región de Ñuble), la cual ganó cinco Medallas de Oro y el premio al mejor del concurso.

Por la región del Biobío se obtuvo 4 medallas entre la que destaca la medalla de oro obtenida por Viña Sanroke que es la única medalla obtenida por viñedos del Valle Biobío y que corresponde a su “Tricauco” año 2017 (tintos secos con mezcla de cepas), una mezcla de cepa Malbec de 150 años y País de 300 años, cuya cualidad principal es que proviene de parras centenarias, con guarda de 12 meses en barrica de roble francés.

En cuanto a sus características es un vino muy aromático, frutal, sencillo, lindo color y fresco que combina muy bien las propiedades del Malbec y País, además es un vino natural, señalan desde la propia Viña Sanroke.

Estamos orgullosos de obtener este reconocimiento que es fruto del trabajo de años y que refleja la experiencia que nos han proporcionado nuestros ancestros, el campo y sus tradiciones, por otra parte genera un desafío que es mantener la calidad y porque no mejorar más, esta medalla de oro obtenida por el Tricauco que se suma a la obtenida el año pasado con nuestro país 2016, son prácticamente las únicas medallas obtenidas por nuestro Valle Biobío que ha vivido a la sombra del Valle del Itata el que siempre ha sido el centro de interés, a pesar de que nuestro valle posee Parras antiquísimas como el país y el Malbec, por tanto nos gustaría que estas medallas sirvan de incentivo para que otros productores de nuestra región sigan adelante con sus proyectos y que la región del Biobío dentro de algunos años sea uno de los principales centros de la vitivinicultura de Chile”.

Orgullosos de representar a la región, por sobre todas las cosas al pueblo de San Rosendo, y que ahora puede destacar por la calidad de sus vinos y así fomentar el interés por visitarnos.

Así también lo destacó el alcalde Rabindranath Acuña Olate, quien felicitó la obtención de este premio que entrega un reconocimiento al trabajo y esfuerzo que realizan, lo que a su vez nos visualiza como comuna, “sin duda el trabajo de esta familia es relevante, pone el nombre de nuestra comuna en lo más alto del acontecer vitivinícola” señaló.

Finalmente, el poder conservar sabores de vinos son naturales con la menor intervención en su producción, es uno de los objetivos en la mencionada viña, con ello mantener las más antiguas tradiciones en sus vinos, con la mejor capacidad y experiencia que son el resultado de años de trabajo, es lo que se destaca, y en esto destaca lo realizado por su fundador José Luis Rozas.